jueves, 26 de noviembre de 2015

Y tú...¿Qué clase de ser humano eres?...

¿Qué clase de ser humano soy?   

Menuda pregunta ¿Verdad?

La del vaso que retiene y que no da nada.

La del canal que da y no retiene.

La de la fuente que crea, retiene y da.

   Y entonces comprendí que, hay seres humano-vaso, cuya única ocupacion es almacenar virtudes, ciencia y sabiduría, objetos y dinero. Son aquellos que creen saber todo lo que hay que saber, tener todo lo que hay que tener y consideran su tarea terminada cuando han concluido su almacenamiento. No pueden compartir su alegría, ni poner al servicio de los demás sus talentos, ni siquiera repartir sabiduría. Son extraordinariamente estériles; servidores de su egoísmo, carceleros de su propio potencial humano.

     Por otro lado, existen los seres humanos-canal, son aquellas personas que se pasan la vida haciendo y haciendo cosas. Su lema es:"producir, producir y producir". No están felices si no realizan muchas, muchísimas actividades y todas de prisa, sin perder un minuto. Creen estar al servicio de los demás, fruto de su neurosis productiva, cuando en realidad su accionar es el único modo que tienen de calmar sus carencias; dan, dan y dan; pero no retienen. Siguen dando y se sienten vacíos.

     Pero también podemos encontrar seres humanos-fuente, que son verdaderos manantiales de vida. Capaces de dar sin vaciarse, de regar sin decrecer, de ofrecer su agua sin quedarse secos. Son aquellos que nos salpican "gotitas" de amor, confianza y optimismo, iluminando con su reflejo nuestra propia vida.

Fuente: El tren de la vida.

jueves, 19 de noviembre de 2015

El eco de un mundo raro...




     Me hablaron de un mundo donde podías hacer lo que quisieras sin que tus padres te obligaran, "El mundo de los adultos" lo llamaban... pero nadie me dijo que allí corrías con tus propios fallos y decisiones. 
Me hablaron con fascinación de ese mundo donde no había horario de llegada y podías salir a tu antojo cada vez que te diera la gana, pero nadie me dijo que en ese mundo no existía la fantasía que en mi otro mundo reinaba.
En el mundo que me vendieron nadie me contó que los veranos duraban 3 días y los inviernos 2 años y medio.
Me vendieron ese mundo como un nuevo paraíso, pero nadie me advirtió que el demonio vivía en cada rincón.
Todo el mundo quería vivir en ese mundo donde más tarde descubrí que estaba lleno de obligaciones.
Y me volvieron a hablar de aquel mundo donde la lujuria y el desenfreno eran habituales, pero nadie me advirtió que las peleas eran reales.
Me hablaron de ese mundo como la mejor opción, y nadie me contó que en ese mundo los amigos se perdián por unas calles que nunca más volvías a ver y que aparecía tanta gente que ya no sabías a quién creer.
Me pareció un mundo muy raro, sin abrazos, ni juegos y mucho llanto. Y nadie me advirtió que en ese mundo el desencanto no era una opción.
Tanto me hablaron de ese mundo que quise llegar muy pronto y nadie me advirtió que no existía camino de vuelta, que una vez allí quedabas atrapado para siempre. Y cuando llegué no me gustó y no puede volver atrás... Y ahora rebusco en mi memoria esas tardes de merienda, aquellos largos veranos, y algunos juegos y canciones, Aquellos días donde todo se arreglaba con un apretón de manos o un trueque con las chucherías. Ahora ya no veo esa alegría, porque en el eco de este mundo se colaron muchas porquerías envueltas en regalos, lo normal se volvió raro y lo vulgar en moda, y ahora me parece un mundo tan  raro y complicado, que quisiera envolverlo en papel de regalo y olvidarlo para siempre en algún rincón lejano...


martes, 10 de noviembre de 2015

Aquí falta humanidad ...


No me importa el color de tus ojos, ni de tu pelo, ni de tu piel.
 Me da igual como vistas, qué gustos tengas o si te gusta comer. 
No me importa tu altura, tu peso o tu cordura, aunque no sepas estar a la altura.
A mi lo único  que me importa es tu grado de humanidad. 
No me importa si corres, si cantas, si bailas o si te da por saltar.
Que las medidas sobran para algunos... y aquí falta humanidad. 
No me importa cuánto sepas, si ahora  vienes o te vas.
Ni me importa lo que pienses si te sobra humanidad. 
Que por mucho que me cuentes, no te voy a juzgar,
que de eso ya se encargan las personas con maldad.
No me importa que me señalen, si al final ... eres igual que yo.
Muéstrame la diferencia que te hace ser un alguien superior.
Ya solo creo lo que veo, pues oir y creerlo me parece feo.
Desvélame algo sincero y que parezca verdadero.
Dime a dónde fue a parar la humanidad que ya no veo.
Solo quiero personas que me rodeen con sentimientos sinceros,
si no tienes humanidad a mi lado no te quiero,
que ya me aburrí de palabras y hechos traperos.
Preséntame tu humanidad y te mostraré un mundo mucho más llevadero... 
Y recuperemos ciertos valores porque aún estamos a tiempo... 



lunes, 2 de noviembre de 2015

El ritmo de la vida...

     Se piensa la gente que porque te vean llorar, tu vida es un infierno y no sabe esa gente que también se llora de felicidad.
Se piensa la gente que porque te vean reír, tu vida es de color de rosa y no sabe esa gente que la risa es una terapia y ayuda a sobrellevar los problemas.
Se piensa la gente que porque te pintes los labios de rojo ya eres una "descarada" y no sabe esa gente que estás llena de complejos y esos labios rojos son un pequeño reto.
Se piensa la gente que porque salgas a divertirte  ya estás montado en el dolar, y no sabe esa gente que a veces las paredes se te caen encima y necesitas aire puro.
Y por pensar no piensan que cada persona es un mundo con diferentes inquietudes, complejos, ambiciones y deseos. Que nadie puede ni debe vivir la vida de los demás.
Se piensa la gente que la vida del vecino es más fácil que la suya y no sabe esa gente que cada cual carga su propia cruz, que desde fuera la vida se ve con otra perspectiva.
Se piensa la gente que su problema es el único y no sabe esa gente la de personas que día a día se enfrentan a la vida como una nueva oportunidad.
Que ya nadie piensa en nadie si no es para criticar y mirarse su propio ombligo. 
Se piensa la gente  que es mejor que los demás sin pararse a conocer jamás la verdad. 
Se piensa la gente que la vida es eterna  y no sabe esa gente que lo material aquí se queda. 
Se piensa la gente que siempre lleva la razón y regalan a "manojitos" cualquier barato consejo sin ser capaces de aplicarselos a ellos mismos. 
Por eso... vive intensamente sin importar lo que diga la gente, porque la persona a la que jamás debes fallar es a ti mismo, que cada cual lleva su ritmo y nuestra vida no es la del vecino...

jueves, 22 de octubre de 2015

La fábula del Cuervo y los pájaros...

     Hoy os traigo una fábula que me ha parecido muy interesante para recordar y que como siempre invita a reflexionar, ya que, la belleza y apariencia últimamente dejan mucho que desear. Espero que os guste.




      Un día  Júpiter citó a todos los pájaros a una reunión para elegir como Rey al más hermoso de todos. Los pájaros muy halagados ante esta gran oportunidad de inmediato fueron a las aguas del gran rio para lavarse y acicalarse para estar de esta forma muy presentables.

      El Cuervo, dándose cuenta de su fealdad, se le ocurrió un plan que consistía en recoger las plumas que los pájaros dejaban caer al acicalarse, para luego, pegarlas a su cuerpo. Es así que el cuervo pasó varias horas colocándose las plumas para ser el más bello de los pájaros.

      Entonces llegó el día esperado y todas las aves acudieron a la cita entre ellos el cuervo, que destacó al instante por sus plumas multicolor. Júpiter al verlo, decidió coronar al cuervo por su gran belleza, pero los pájaros se sintieron muy indignados con la designación del cuervo, que de inmediato se le fueron encima desplumándolo en el acto. Así avergonzado y desplumado el cuervo volvió a ser el mismo en cuestión de segundos.

Moraleja :

       Esta fábula nos enseña que no hay que aparentar lo que no somos. No debemos sentirnos menos si no somos físicamente perfectos ya que nuestra belleza está en nuestra alma y en nuestros actos. Seamos buenas personas y destaquemos por eso ante los demás. La belleza es pasajera. Hay que ser originales , no imitar es otra de las cosas que nos enseña esta fábula donde también se aplica el dicho "Quien con lo ajeno se viste, en la calle lo desvisten".

jueves, 8 de octubre de 2015

Nuestro caos...

     Somos tan impacientes que creamos nuestro propio caos. Nos pasamos la vida haciéndonos preguntas que no sabemos responder, preguntas que tal vez no tengan respuestas . Y es que esas respuestas casi nunca llegan a tiempo, o al menos nunca llegan cuando se las necesita.  Y esas cuestiones  nos generan otra pregunta, pocas veces la respuesta y hasta incluso el silencio. Pero es parte de nuestro día a día cuestionarnos millones de cosas cuyas respuestas a veces ya sabemos pero ... no queremos ver. Otras nos cuesta aceptar la respuesta y cuando estamos preparados para aceptarlo, la pregunta vuelve a ser otra. Y en ese laberinto de preguntas y  respuestas nos hacemos sabios, incultos, ignorantes, sabedores de todo, somos todo y nada en cada pregunta, en cada respuesta. Y un "no" se convierte en un "sí" y un "sí" en un tal vez. Y cuando estamos predispuestos a contestar, volvemos a cuestionarnos la pregunta. ¿Por qué será tan difícil? Nuestros miedos a veces nos impiden conocer la verdad y elegimos la ignorancia por pura comodidad. Todo era más fácil cuando nuestra mamá nos decía : "Porque sí", "porque lo digo yo" y nos quedábamos tan contentos. Ellas siempre lo sabían todo... pero, la edad que todo lo corrompe se encarga también de cuestionar aquellas sabias palabras.
Ahora, mi mente no puede estar quieta, el dia que lo haga me preocuparé. El día que se me acaben las preguntas sin respuestas será preocupante, porque la adrenalina de la vida se genera en cada una de nuestras preguntas.... Así que mientras... viviremos las respuestas....

jueves, 1 de octubre de 2015

Corazón de piruleta...

     Ella tenía un corazón blandito, suave y generoso que creía en todo aquello que le prometían. Daba todo a cambio de nada y se dejaba llevar por sus impulsos, sin importarle el mañana. Tenía un corazón tan grande que sus latidos se oían incluso en la distancia. Era un corazón aventurero, sensible y agradecido. Hasta que un día se cansó de tantas promesas que cayeron al olvido, dejó de alimentarse de los recuerdos y se quebró con cada sinsentido. Se fue resquebrajando poco a poco, y para que no supuraran las heridas,se tapó con una capa de hierro armado. Era la única solución, dijeron los cirujanos... el corazón seguirá sano si no vuelve a sentir dolor. Y se dejó llevar por los entendidos y cubrieron el corazón de un velo pesado. Ya no volvió a ser el mismo, se volvió desconfiado, triste y malhumorado. Tal vez sus intuiciones no le llevaron a tomar las mejores decisiones, pero habían sembrado primaveras en todas sus esquinas y ahora siempre goza de un triste invierno donde apenas se ve la luna. Se sintió tan pequeñito, que se escondió durante un tiempo para que nadie lo encontrara. Aprendió a vivir en los sueños, en las sonrisas y hasta en las miradas perdidas....  pero echaba de menos un sentimiento que lo ayudara a sentirse vivo. Así que, cansado de vivir escondido decidió desprenderse poco a poco de aquella capa de hierro que lo había sumido en el olvido. Nadie entendía por qué quiso arriesgarse aún sabiendo que aquello podría causarle la muerte. El corazón se cansó de dar  tantas explicaciones ... Hoy sigue viviendo sabiendo que el día menos pensado se partirá en dos, pero no le importa, porque de nada sirven los latidos sino es por un motivo. No nació para ser piedra, nació para querer y ser correspondido y si la nada lo lleva al olvido, siempre le quedará el consuelo de haber vivido siendo un corazón de piruleta, endulzando la vida a todas las siluetas que se cruzaron en su camino...  

lunes, 21 de septiembre de 2015

Dos mundos distintos ...

   
  Cuenta la leyeda que existian dos  mundos distintos, tal vez perdidos, castigados, olvidados... Y un día se cruzaron por capricho del destino que hila a su antojo y enreda los caminos. Un mundo era  firme, pero el otro siempre tan jugueton, se empeñó en cruzarse en ese otro mundo que a veces nadie  etiende. Lo puso todo patas arriba y se fundieron esos dos mundos extraños en uno solo y brilló con luz propia. No fue tan difícil... pero entonces llegó el miedo, ese mundo que nadie quiere y que le gusta hospedarse donde no lo llaman. Ese miedo campó a lo largo y ancho de aquellos mundos y cuando se cansó dejó un oceano sin puente que poco a poco , aún hoy, cruzan a nado. A ratos los mundos  se unen y se separan, se necesitan y se complementan. La tranquilidad se volvió inquieta y los dos mundos se convirtieron en un puzzle que toma forma lentamente, muy lentamente. 
Cuenta la leyenda que desde entonces las almas que allí habitan nunca volvieron a encontrar la paz. Cayó en ellos la maldición de encontrarse sin buscarse, de perderse  a destiempo, de pensarse solo en sueños. 
Solo existe una pócima para eliminar la maldición y solo un mundo lo sabe... Tal vez algún día, sea capaz de contarlo al otro mundo antes de que este se marchite y el miedo lo devore.... 

P.D. Nunca permitas que en tu mundo reine el miedo, porque te robará un tiempo que jamás te será devuelto. Disfruta cuanto puedas, disfruta del momento porque nada es eterno.

domingo, 13 de septiembre de 2015

Mi sitio en este mundo...

   Que no... que no somos tan distintos, que los dos andamos buscando lo mismo... Un sitio en este mundo y un poco de cariño. Que no te engañe mi apariencia, que si miramos debajo de esta piel, nuestro corazón late al mismo ritmo y si nos abrazamos, cabemos en el mismo destino.
Que no es cuestión de pelear, porque los dos tenemos mucho que ganar. Que a mi también me duelen los desaires y me sangran las heridas igual que a ti. Que a mi también me cuesta dar el paso cuando no estoy muy segura y cuando lo estoy no hay quien me pare. Que yo también tengo dudas pero las afronto para no vivir eternamente con mil preguntas sin respuestas dentro de mí. Que yo no busco un pasatiempos porque ya tengo mis hobbies, que yo te quiero a tiempo completo. Y aunque el tiempo no me sobra, busco un hueco en mi chistera. Que yo también miro la luna cuando el alma me ahoga.  Que a mi también se me dispara el pulso cuando huelo tu perfume en el cuerpo de alguien que me deja su estela para recordarte. Que hay canciones que fueron compuestas solo para ti, solo para mi, solo para los dos. Que las tardes de Domingo se volvieron pesadas, porque los mensajes no llegan y el tiempo pasa... 
Que yo no se cuál es el lugar más bonito del mundo, pero contigo los días grises se tornan de azul y el azul es mi color preferido...
Que el mundo se vuelve un poco más absurdo cuando tu no estás en él... 

miércoles, 2 de septiembre de 2015

NO EXISTEN LLAVES MÁGICAS ...

      Mientras tu sigues durmiendo en el lado equivocado del continente yo sigo aquí envuelta en mi eterno y frío invierno. Y mantengo conversaciones entre mi mente y mi corazón que no me lleván a ningún lugar. Cuando la mente dice sí, el corazón dice no...y así me va... sola en este mar de indecisión. Y en realidad, no se si entenderás ésto que te cuento, porque a veces ni yo misma me entiendo. Pues son muchas las ofertas que llegan de la mano de la tentación, pero como siempre... a cuál peor. Que no hay ninguna fórmula mágica para vivir la vida y lo que a ti te falta, a mi me sobra.. y así todo el tiempo.... Pero... por si acaso, no tires la llave, por si algún día se nos presenta la ocasión. Porque bien sabes que encontrar una llave no es abrir una puerta, es decidir si buscamos qué es lo que abre. Y a veces... a tientas es la única manera de encontrar una puerta.

jueves, 2 de julio de 2015

El último adiós...

    
     Hay palabras que no deberían pronunciarse nunca por el dolor que provocan, una de ellas es la palabra "adiós". Siempre sabes por el tono si ese adiós es para siempre o tan solo un hasta luego.
Duele tanto a quien la dice como a quien la escucha.
Qué palabra tan fea...Aunque a veces es necesario pronunciarla para avanzar y  crecer en  tu camino y soltar todo el lastre que te arrastra al abismo. Si... es difícil, lo se, pero es mejor un adiós para siempre que un hasta luego doloroso. 

A veces decimos adiós tan solo con las manos, porque con la boca pedimos un hasta luego, con los ojos un quédate y con el corazón un te quiero....


Es una palabra que tiene tantos significados como tonos.
Y no duele tanto ese adiós como los recuerdos que te dejan marcados de por vida. 
Pero sobre todo recuerda, que detrás de ese adiós, viene un precioso "Hola".
Así que no te aferres, dí adiós de vez en cuando y renova tus energías, tus alegrías, tus cargas, tus propósitos... porque tal vez ese adiós te cambie la vida a mejor. 
Que ya lo dice el amigo Sabina" Que este adiós no maquilla un hasta luego, este nunca no esconde un ojalá, esta ceniza no juega con fuego, este ciego no mira para atrás..." 
Hoy no ando muy inspirada, pues tuve que pronunciar un adiós... pero eso lo dejaremos para otro día.

ESTE POST ES TAN SOLO UN HASTA LUEGO, UN HASTA DESPUÉS DEL VERANO. 

Que lo disfrutéis todo lo que podaís y no desaprovechéis ni un solo instante. 

Seguiré por las redes, que  nos vemos en Septiembre. ¡Y que no os falten los besos sonoros y abrazos rompecostillas ! 




jueves, 4 de junio de 2015

Soledad compartida...

    Hay mucha gente sola en este mundo, unos porque creen que la felicidad está en las cosas, otros porque no se atreven a vivir lo que sienten, otros porque se creen que son el ombligo del mundo y otros porque no encuentran con quien compartir esa soledad que les ha sido impuesta.

He oído muchas veces que antes la gente no se separaba porque preferían arreglar las cosas, ahora ya no se arregla nada, directamente se tiran los sentimientos a la basura y se comienza de nuevo. Y sinceramente... no se qué es peor.

No para todo el mundo la palabra felicidad tiene el mismo significado, porque cada uno es feliz de diferentes maneras. De lo que si estoy totalmente convencida, es que la felicidad son pequeños instantes, nada que ver con lo material.

Nos pasamos la vida pensando en el futuro, mientras se nos escapa el presente. Y cuando volvemos la vista atrás, ya forma parte de un pasado que a penas hemos disfrutado. 

Y volviendo a la soledad.... Creo que nadie escoge a  la soledad, cada persona está sola por motivos distintos y aquel que dice que prefiere estar sol@, es porque dentro alberga un sentimiento que en su día no fue correspondido y ese miedo le impide volver a sentir - Y ese miedo es el peor de todos. Porque una vez fue mal, no significa que todas las veces sean igual. 

Nunca elijas la soledad como una opción, nunca elijas la soledad por cobardía. 

La soledad solo sirve para curar las heridas, nada comparado al abrigo de un abrazo. Y no pienses que tienes todo el tiempo del mundo, porque el tiempo es relativo y corre a contrarreloj. El tiempo se acaba y cuando despiertes de esa burbuja, tu oportunidad se habrá agarrado a otras manos. 

Que no se consuma tu primavera entre suspiros y noches en vela, que la soledad no es buena consejera...

Lo único cierto es que ponemos muchos peros a la vida y aún nos quedan muchos porqués sin contestar....

domingo, 31 de mayo de 2015

Corazón joyero....

     Mi corazón es como un joyero que contiene piezas de un valor incalculable. Algunas no sé cuándo llegaron, solo se que estuvieron ahí siempre. Porque es muy poco lo que se necesita para ser realmente feliz. A veces un libro, a veces un buen vino y sobre todo... una buena compañía. Como esos amigos que nos acompañan en todas las situaciones donde sobra lo material.
Unas pipas, un banquito... y poco más...
Yo hice amigos en el camino, que no se si encontré o me encontraron, si los busqué o me los regalaron. Esos a los que no hace falta llamarlos porque intuyen que algo ocurre.Otros vinieron y se fueron, y me dejaron siempre algo bueno que no entendí en el momento. Y aunque ya no estén en mi camino, siempre me acuerdo de ellos.
¡ Es tan bonito mirarte y reírte sin decir nada !, que solo aquellos que comparten esa complicidad pueden entender de qué les hablo.
Que no pido tener muchos amigos , tan solo los mejores.
Que no creo en la amistad perfecta, pero sí en la verdadera.
Que soy tan imperfecta que ellos hacen que mis manías sean algo normal. 
Que mientras no me falten los amigos, mi vida siempre tendrá un valor.
Que no hay nada más bonito, que la complicidad de un amigo.
Si sabes de qué te hablo... afortunado tu, porque amigo no se le llama a cualquiera. 


viernes, 8 de mayo de 2015

Así nos va....

   Así nos va... con el corazón hecho pedazos intentando reconstruirlo entre pedacitos que forman un mapa perdido de sentimientos incomprendidos. Quizás yo tenga uno de esos corazones que se quiebran cuando siente, quizás por eso duele pero...
Ya tuve un amor de verano y mil noches de invierno.
Un día sin sol y cien noches sin estrellas.
Que yo ya soplé las velas y mi deseo no se cumplió,
que también tuve que disimular cuando mi corazón se quebró.
Que yo ya tuve una canción que me recordaba a alguien y aún guardo esa carta que un día me enviastes. 
Que ya no espero nada, pero deseo que algo pase.
Que los días se hacen largos y en las noches me desborda el coraje.
Que si quieres encontrarme sabes de sobra dónde buscarme.
Que ya no creo en las excusas, que se muy bien lo que quiero y no me vale cualquier cosa.
Que tengo el valor suficiente para recorrer el camino que a ti tanto te asusta.
Que yo no quiero nada a medias, que no soy una absurda princesa.
Que afronto la realidad aunque no sepa lo que me espera.
Que así es la vida y está llena de sopresas.
No te quedes con las ganas que por muchos planes que tengas un buen día... tu mundo se acaba.
Que si te da miedo sentir, prueba la rutina... es una droga mortal.
Que si quieres te muestro el camino y mil razones para volar.
Que no me gustan los "pero" ni tampoco los " por qué" .
Que yo también me guardé un "te quiero" por no encontrar nunca el momento de pronunciarlo.
Que yo también perdoné y lo que sentí fue demostrado.
Que no quiero amores a medias
Que lo tengo muy claro,
que querer como yo quiero... no resulta tan caro...

domingo, 5 de abril de 2015

Alas rotas...



     Tiempo... eso era todo lo que tenía y la garantía de una vida feliz. Pero ni el tiempo es eterno, ni las garantías existen....
De esas veces que no sabes si reír o callar...
De cuando necesitas aplicarte todos esos consejos que das...
De cuando no sabes si tomar cartas en el asunto o quedarte a verlas venir...
De cuando quieres que tus demonios hagan las paces con tus angelitos...
De cuando quieres estallar y te tienes que controlar...
De ese Máster que tengo en distancias y silencios en una vida que se escapa...
De esa necesidad de hablarte aunque no hablemos el mismo idioma...
Porque lo que no te digo, se queda dentro de mí.
Y es que a veces no se si voy o vengo,
porque me descubro en silencio pensándote y te me escapas en una sonrisa con la mirada perdida...
Y es que a veces no se si odiarte o quererte, porque mis pensamientos se alteran al verte...
Y es que hay amores que duran toda una vida y otros tan solo un segundo, pero lo suficiente para derrumbar tus creencias y tirarlas al suelo,
porque el poder de una mirada marca tanto el espacio
que se adentra allí donde las palabras no llegan ...  
Y mientras tanto... en ese debate interno que mantienes contigo mismo... la vida pasa.... 
Restauré mis alas, me costó arrancar .. Y ahora dime ¿ Estás listo para volar ?
Y ahora dime, si preparo mis demonios... porque este infierno se queda pequeño...

domingo, 22 de marzo de 2015

Una vida sin estacas....

“Vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad…
condicionados por el recuerdo de «no puedo»…
Tu única manera de saber, es intentar de nuevo

poniendo en el intento todo tu corazón…”
Jorge Bucay

     Cuántas veces hemos oído "ésto no se puede hacer" y cuántas veces hemos dicho "no puedo" sin ni siquiera  intentarlo. Desde hace años aplico a mi vida el "yo puedo, yo quiero, yo debo" , y hoy me acordé de este cuento tan famoso de Jorge Bucay, titulado " El elefante encadenado", en el cual explica con total claridad el porqué actuamos de una determinada manera y cómo podemos cambiarlo.
De este elefante debemos recordar que todos llevamos inconscientemente cadenas de límites de distintos orígenes, las cuales nos limitan porque nos hemos acostumbrado a ellas, sin dar la posibilidad a mejorarlo porque nuestra confianza quebró en un momento determinado.
 
Te recomiendo que te tomes un pequeño paréntesis para reflexionar con esta historia de la cual tenemos mucho que aprender.

"El elefante encadenado" 

De pequeño me gustaba el circo. Me encantaban los espectáculos con animales y el animal que más me gustaba era el elefante. Me impresionaban sus enormes dimensiones y su fuerza descomunal. Después de la función, al salir de la carpa, me quedaba extrañado al ver el animal atado a una pequeña estaca clavada en el suelo con una cadena que le aprisionaba una de las patas. La cadena era gruesa, pero la estaca era un ridículo trozo de madera clavado a pocos centímetros de profundidad. Era evidente que un animal capaz de arrancar un árbol de cuajo también podía tirar de aquel minúsculo tronco y huir.
—¿Por qué no la arranca y se escapa? —pregunté a mis padres.
Me contestaron que era porque estaba amaestrado. La respuesta, sin embargo, no me satisfizo. «Si estaba amaestrado, ¿por qué lo tenían atado?». Pregunté a parientes y maestros y pasó mucho tiempo, mucho, hasta que alguien que resultó ser un sabio me dio una respuesta convincente: «El elefante del circo no se escapa porque está atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño ».
Entonces me imaginé el elefante recién nacido y atado a una estaca. Seguro que el animal tiró y tiró tratando de liberarse. Debía terminar el día agotado porque aquella estaca era más fuerte que él. Al día siguiente debía volver a probar con el mismo resultado y al tercer día igual. Y así hasta que un día terrible para el resto de su vida, el elefante aceptó su impotencia y se resignó a su destino. Desde entonces, el elefante tenía grabado el recuerdo de su impotencia. Y lo que es peor, nunca más volvió a cuestionarse ese recuerdo y nunca más volvió a poner a prueba su fuerza.
A menudo a las personas nos pasa lo mismo. Vivimos encadenados a estacas que nos quitan libertad. Pensamos que «no podemos» hacer tal cosa o tal otra sencillamente porque un día, hace mucho tiempo, lo intentamos y no lo conseguimos. Entonces nos grabamos en la memoria este mensaje: «no puedo y no podré nunca». Esta creencia autoimpuesta nos ha limitado desde entonces y no la hemos cuestionado más. Seguramente ahora somos más fuertes y estamos más preparados, pero aquel recuerdo nos frena a la hora de intentar liberarnos.

Hemos crecido llevando ese mensaje que nos impusimos a nosotros mismos y por eso nunca más volvimos a intentar liberarnos de esa estaca 

Cuando a veces, sentimos los grilletes y hacemos sonar las cadenas , miramos de reojo la estaca y pensamos: No puedo y nunca podré...

Jorge Bucay. 

domingo, 15 de marzo de 2015

Las huellas del camino....

    


     
Hay huellas indelebles que permanecen por siempre en nuestro camino. Personas que aparecieron en un momento puntual para mostrarnos algo que debía ser descubierto, unas en forma de risa, otras en forma de llanto. Otras, se perdieron en algún recoveco de nuestra memoria y viven alojados en el cajón oscuro del olvido.
Unas huellas llegaron como un viento fresco de primavera, durando poco más que un verano. Y aquellas que perduraron, aguantaron los fríos inviernos. Algunas huellas tienen nombre propio, otras en cambio, llegaron de la mano de un extraño que aunque fugaz fue su estancia, perenne fue su enseñanza.
 Cuando le pidas algo a la vida, pide más vida y tiempo para perderte, para poder apreciar las huellas que el tiempo no te dejó acariciar.
Y de vez en cuando, tómate un tiempo para apreciar las huellas que caminan contigo, que te han hecho mejor persona, que te abrieron los ojos, aquellas que te mostraron el camino que desconocías hacia un destino lleno de color. De vez en cuando, mira hacia atrás y recuerda que eres lo que eres porque esas huellas se cruzaron en tu camino. Yo tengo algunas que me acompañan como tatuajes impregnados en mi piel. Pero mis huellas, son distintas a las tuyas porque aunque vaguemos por el mismo camino, nuestra meta es diferente. Exprime tus huellas, sin olvidar quién eres, por dónde caminas y acaricia cada instante que la vida te ofrezca... Al fin y al cabo, nada nos llevaremos cuando llegue nuestra hora, tan solo quedaran las huellas del ahora...

domingo, 1 de marzo de 2015

El extraño de nuestras vidas....


    Había una vez una niña que vivía en un mundo en blanco y negro, creyendo además que era invisible. A su paso dejaba un rastro de color que iluminaba con su sonrisa, pero ella no lo sabía. Al pasar por un lugar, su presencia siempre era notable, pero nunca nadie le dijo nada; tan solo la miraban asombrados y perplejos ante semejante espectáculo de vida y color. Por más negro que ella viera su mundo, nunca perdía su sonrisa. Hasta que un día, decidió echarle valor  para averiguar si de verdad era invisible. Así que, a la primera persona que pasó por su lado le preguntó : - Hola, ¿ me ves ? - Fueron las únicas palabras que se atrevieron a salir de su boca. - El extraño le contestó - Claro pequeña, tu sonrisa es inconfundible. - La pequeña sonrió timidamente. Entonces, aquel extraño sacó un pequeño objeto de su bolsillo y se lo regaló a la pequeña. - La pequeña no sabía muy bien qué era aquello, extrañada lo cogió entre sus manitas y lo observó durante un largo rato. El extraño, antes de marcharse le dijo unas palabras que la niña nunca olvidaría.- Es un espejo, para que puedas ver lo que los demás ven en tí y  para que te mires cuantas veces necesites y  que nunca olvides que sin esa sonrisa el mundo sería un lugar muy aburrido. No es tan malo ser única y diferente si es así como te sientes. 

Aquel extraño pareció adivinar cómo se sentía tan solo mirándola a los ojos. Fue la verdad más sincera que nunca nadie antes se había atrevido a decirle.
Fue entonces cuando la niña comprendió que tal vez aquel extraño tenía razón y que a veces debemos mirarnos un poquito al espejo para recordar lo que a veces olvidamos, para recordar quiénes somos. Pues los extraños, sin saberlo, nos hacen regalos de esos que nunca olvidamos. 

Y en esta vida, una vez serás la niña y otras el extraño que regales la esperanza a alguien. Porque la vida nos pone a veces en el lugar de los demás, para que podamos entender mejor qué hemos  venido a hacer aquí....

domingo, 22 de febrero de 2015

El punto negro....

     Nos empeñamos en ver siempre el lado negativo de las cosas, pasando por alto todo lo bueno que lo rodea. A veces no lo vemos, otras.... no queremos verlo... Es muy difícil cambiar la manera de pensar para ver lo que hay de verdad frente a nosotros. Puede que nos resulte más cómodo quedarnos en la misma posición, pero... también puede que sea de cobardes no querer avanzar o descubrir lo que de verdad hay. Incluso el miedo juega un papel muy importante porque nos paraliza ante ciertas situaciones. Pero, en la vida existe una bonita gama de colores que debemos descubrir.
Por ello, hoy te traigo una pequeña historia de esas que tanto me gustan para reflexionar....

" Un grupo de discípulos le preguntó una vez a su maestro: ¿ De dónde viene el lado negativo de nuestra mente?  El maestro se retiró un momento y enseguida regresó con un gigante lienzo en blanco. 
En medio del lienzo había un pequeño punto negro. ¿ Qué ven es este lienzo? -  preguntó el maestro.
- Los discípulos respondieron: - Un punto negro.
El maestro dijo: - Ése es el origen de la mente negativa. Ninguno de ustedes ve la enorme extensión blanca que lo rodea"

MORALEJA:

    
Ésto mismo ocurre en nuestra vida, en la que tenemos una hoja en blanco para ver y aprovechar y la desperdiciamos en los pequeños puntos negros. Sea cual sea el problema, haz un buen uso de la vida ,  ¡ de tu vida  !

domingo, 15 de febrero de 2015

¿ Eres feliz o solo sonríes ?

     Pasan las horas , los días, los meses, los años y no nos paramos a pensar si de verdad somos felices. Es una pregunta tan simple como compleja. ¿ Eres feliz ? Se podría decir que con poco se puede ser feliz, que no se necesita gran cosa. Pero... ¿ Eres feliz ? Si te has parado a pensar más de la cuenta, la respuesta tal vez sea no... ¿ Haces algo para remediarlo ? No me basta con que sonrías, la felicidad es un estado de ánimo . Tal vez seas de es@s que sonríen disimulando porque es una técnica de lo más efectiva, pero, hay alguien a quien no podemos engañar y ese alguien somos nosotr@s mismos. Nadie tiene la clave de la felicidad , porque cada un@ es feliz de maneras distintas e infinitas. ¿ Tienes razones para ser feliz ? A veces no se necesitan...  No me vale que estés ocupad@ , que no tengas tiempo , que te conformas con poco , que quieras más... Solo quiero que me contestes si ¿ Eres feliz o solo sonríes ?

jueves, 5 de febrero de 2015

La rosa y la rana....

 

Nadie sobra en este mundo, todos tenemos algo especial que hacer, algo que aprender de los demás o algo que enseñar y nadie debe despreciar a nadie. No vaya a ser que esa persona nos haga un bien del cual ni siquiera seamos conscientes...

Por ello, hoy os traigo una nueva fábula llamada " La rosa y la rana ", que nunca está de más recordar.... 

 

Había una vez una rosa roja muy bella, se sentía de maravilla al saber que era la rosa más bella del jardín. Sin embargo, se daba cuenta que la gente la veía de lejos. .... Se dio cuenta  que al lado de ella siempre había un sapo grande y oscuro, y que era por eso que nadie se acercaba a verla de cerca. Indignada ante lo descubierto le ordenó al sapo que se fuera de inmediato; el sapo muy obediente dijo: -  Está bien, si así lo quieres...
 Poco tiempo después el sapo pasó por donde estaba la rosa: y se sorprendió al ver la rosa totalmente marchita, sin hojas y sin pétalos. -Le dijo entonces: Vaya que te ves mal. ¿Qué te pasó?
La rosa contestó: Es que desde que te fuiste las hormigas me han comido día a día, y nunca pude volver a ser igual. El sapo solo contestó: - Pues claro, cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas y por eso siempre eras la más bella del jardín.

Moraleja:

Muchas veces despreciamos a los demás por creer que somos más que ellos,más bellos o simplemente que no nos "sirven" para nada.
Todos tenemos algo que aprender de los demás o algo que enseñar, y nadie debe despreciar a nadie.
No vaya a ser que esa persona nos haga un bien del cual ni siquiera seamos conscientes.
No negemos a las  personas por su aspecto porque todos fuimos creados con el mismo amor ..

jueves, 29 de enero de 2015

El arte del Kintsugi ...

     "Cuando los japoneses reparan objetos rotos, enaltecen la zona dañada rellenando las grietas con oro. Es el arte del Kintsugi. Ellos creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso. El resultado es que la cerámica no sólo queda reparada sino que es aún más fuerte que la original. En lugar de tratar de ocultar los defectos y grietas, estos se acentúan y celebran, ya que ahora se han convertido en la parte más fuerte de la pieza.
Esto mismo se asemeja a las personas,todo daño recibido o dado se repara con amor, que nos fortalece, engrandece y enseña, son dignas de llevarse en alto". ( Lucía Tao )

No debiéramos olvidar este arte , puesto que aunque siempre intentamos disimular nuestras grietas, tarde o temprano se acaban abriendo por algún lado. Tod@s tenemos alguna y no son fáciles de disimular. Pero cuando lo conseguimos, se convierte en la cicatriz más querida , porque, solo con verla nos recuerda que pasó y su enseñanza nos acompañará de por vida. Así que, dejemos de ocultar las heridas y defectos y aprendamos a reparalos con mucho amor ...

domingo, 18 de enero de 2015

Un lugar llamado Sevilla...

Vista de la Catedral desde el Postigo
     Todos los días paso por el mismo lugar y no me paro a contemplar las maravillas que se alzan ante mis ojos. Unas veces por prisas, otras porque voy absorta en mis pensamientos y otras porque miro sin mirar. Ayer realicé una pequeña excursión con unos amigos, con guía incluido, que muy pacientemente nos contó muchas anécdotas, historias y leyendas  referente a las calles y edificios que se encuentran en la ciudad. Nos contó bellas historias sobre la antigua Fábrica de Tabaco ( ahora Universidad de Sevilla ).
Fachada antigua Fábrida de Tabacos
Rodeamos la catedral y observamos los detalles de algunas de sus puertas, visitamos Santa Cruz, nos asomamos a Triana.
Vista de Triana
  Nos acercamos a la Alameda, y recorrimos muchas callejuelas del centro que están cargadas de historias divertidas y apasionantes. Visitamos el hospital de la Caridad, cuya iglesia nos dejó perplejos.
Hospital de la Caridad
Y también hubo tiempo para disfrutar de una gastronomía para gente con buen paladar.  Aprendí mucho en la visita, recordé cosas que había olvidado , disfruté de una compañía exquisita y sobre todo volví a mirar mi cuidad con ojos de admiración. ¡ Cuánta historia nos rodea! Si algunos muros hablaran... qué de cosas interesantes nos revelarían.  Quizás porque estoy tan acostumbrada a verlo, que a veces olvido la importancia que tienen, los años de historia, las diferentes culturas que aquí vivieron y el legado tan amplio y rico que nos dejaron. Su influencia en nuestras costumbres, en nuestro lenguaje, en nuestra forma de cocinar y en como ahora conviven los histórico con lo moderno.  Y en como algo extraordinario se convierte en algo tan cotidiano.
Una estampa cotidiana en la Plaza del Triunfo
Las setas de la Encarnación













 Me gusta recordar de vez en cuando este tipo de cosas porque me recuerda cuán pequeñita soy y  lo mucho que me queda por aprender cuando creo que ya lo he visto todo. Todos los días se aprende algo nuevo y ayer aprendí mucho sin libros ni exámenes, de la mejor manera que se pueda aprender que es paseando, escuchando y observando. 
Y qué les voy a decir yo de mi ciudad que no sepan ya... Que es bonita, que tiene un clima privilegiado ( exceptuando algunos días de verano )  que me encanta vivir aquí, que la eché mucho de menos cuando me tocó vivir fuera y que me gusta impregnarme de su aroma en cada paso que doy.
 Y qué les voy a decir, si con decir Sevilla ya  se dicen muchas cosas....


P.D. Para tod@s aquel@s que aún no conocen Sevilla y para l@s que viven aquí que la disfruten. 

martes, 13 de enero de 2015

La realidad duele...

     Duele tanto la realidad que muy a menudo pensamos en abandonar el camino, los sueños, la esperanza... Y duelen tanto las caídas que aunque evitemos no caer , la verdad es que apenas nos levantamos del suelo. Es una lucha constante , entre seguir y abandonar, luchar ó dejarnos llevar. Y por momentos nos pesa la razón, por momentos flaqueamos sin control. Y una fuerza poderosa nos arrastra hacia un agujero sin fondo, porque es más fácil dejarse llevar que luchar a contracorriente. Pero... será que me gusta correr en contra del viento que no dejo que me lleve la corriente sin más. Me niego a mirar la tierra, cuando el cielo es infinito. Y mientras tenga fuerzas para caminar hacia adelante, las caídas me servirán de impulso. Mientras pueda caminar, me niego a mirar atrás. Y aunque tarde más en llegar a ese lugar.... aunque tarde... lo haré . Y cuando ya no pueda caminar, sabré que lo intenté. No me quedaré con la duda de lo que pudo ser...
Y a veces es mejor soñar, que enfrentar la realidad, y pase lo que pase, no dejes que la realidad apague tus sueños, no dejes que te desvíe de tu meta. Así que, construye tu el camino y recibe de cada piedra la enseñanza que te corresponda, pero no te encariñes con ellas. Utilízalas para construir tu castillo, tu muralla, tu camino. Y cuando sientas que estás perdid@, da un ligero vistazo y mira hacia atrás para recordar desde dónde partiste y hasta dónde has llegado. Y entonces te darás cuenta que tu esfuerzo ha merecido la pena.  Cada un@ de nosotros llevamos un ritmo distinto y cada un@ tenemos distinto sino... Por ello, no sigas el camino de los demás, que cada un@ sabe a  dónde quiere llegar...