jueves, 22 de octubre de 2015

La fábula del Cuervo y los pájaros...

     Hoy os traigo una fábula que me ha parecido muy interesante para recordar y que como siempre invita a reflexionar, ya que, la belleza y apariencia últimamente dejan mucho que desear. Espero que os guste.




      Un día  Júpiter citó a todos los pájaros a una reunión para elegir como Rey al más hermoso de todos. Los pájaros muy halagados ante esta gran oportunidad de inmediato fueron a las aguas del gran rio para lavarse y acicalarse para estar de esta forma muy presentables.

      El Cuervo, dándose cuenta de su fealdad, se le ocurrió un plan que consistía en recoger las plumas que los pájaros dejaban caer al acicalarse, para luego, pegarlas a su cuerpo. Es así que el cuervo pasó varias horas colocándose las plumas para ser el más bello de los pájaros.

      Entonces llegó el día esperado y todas las aves acudieron a la cita entre ellos el cuervo, que destacó al instante por sus plumas multicolor. Júpiter al verlo, decidió coronar al cuervo por su gran belleza, pero los pájaros se sintieron muy indignados con la designación del cuervo, que de inmediato se le fueron encima desplumándolo en el acto. Así avergonzado y desplumado el cuervo volvió a ser el mismo en cuestión de segundos.

Moraleja :

       Esta fábula nos enseña que no hay que aparentar lo que no somos. No debemos sentirnos menos si no somos físicamente perfectos ya que nuestra belleza está en nuestra alma y en nuestros actos. Seamos buenas personas y destaquemos por eso ante los demás. La belleza es pasajera. Hay que ser originales , no imitar es otra de las cosas que nos enseña esta fábula donde también se aplica el dicho "Quien con lo ajeno se viste, en la calle lo desvisten".