domingo, 15 de julio de 2018

1,2,3...probando...

   
No somos perfectos, aunque algun@s lo crean y deseen alcanzarlo. Lo bonito de la vida es la diversidad, la genialidad, ensayo y error, el no saber qué va a pasar, el descubrir cómo llegar.
No saben lo que se pierden aquellos que viven obsesionados con la perfección. Porque hay que  distinguir entre querer hacer las cosas bien y en hacerlas perfectas. 
En este mundo todo se aprende ensayando, errando, cayéndose, perdiéndose y equivocándose mucho. Si haces todo bien a la primera, yo desconfiaría... porque nadie es perfecto. Y no es cuestión de que seas más o menos patoso, es cuestión de que nadie nace sabiendo.
A algunos se les olvida, sobre todo cuando te señalan con el dedo, precisamente porque no se acuerdan de sus comienzos. Y eso siempre debemos tenerlo presente, ¿o a caso nunca llevaste la "L" cuando te sacaste el carnet de conducir?
Todos hemos llevado un cartel de novato, todos hemos tenido una primera vez en algo y todos hemos errado en algo de lo que ahora somos expertos. 
Por eso siempre debemos tener presentes que fuimos aprendices de todo y que seguro, a pesar de los años seguiremos aprendiendo, equivocándonos y perdiendo un poco el norte hasta encontrar nuestro camino. 
Muchas de las cosas que hoy conocemos y que nos parecen de lo más normal, surgieron precisamente de un error, de un "voy a probar a ver qué tal" y fruto de ese experimento nacieron multitud de cosas.
Así que, antes de reirte, señalar, pitar o perder la paciencia, recuerda que tú alguna vez estuviste en ese punto y que lejos de que te gritaran o perdieran la paciencia contigo, lo que menos necesitabas era eso. Así que, recupera la paciencia y recuerda que tras esa apariencia de imperfección, puede que se esconda un gran descubrimiento. 

¡Lo que te hace auténtic@ son tus imperfecciones!

domingo, 1 de julio de 2018

Una esclava del reloj....

 No sé en qué momento nos hicimos esclavos...

Algunos del tiempo, otros de objetos, otros de hobbies y hasta de personas...

 Yo confieso que fui esclava del tiempo, de las manecillas de un reloj. Un reloj atado a mi muñeca marcando cada segundo de mi vida. Era el complemento perfecto, mi enemigo camuflado. Marcaba mi ritmo, mi tiempo, mi trabajo, mi ocio, mi relax y mis "no llego".

No sé en qué momento lo dejé a un lado. Ni cómo llegué a olvidarme de él. Tan solo sé que un día en mi muñeca ya no hubo más relojes y fui feliz así,  aunque ahora lo haya sustituido por otro artilugio mucho más completo y que, a día de hoy, me ata aún más pero, hace que mi vida sea mucho más amena. Lo que no advertí en ese momento es que este nuevo juguete se iría adueñando de mi y se convertiría en "sin ti no puedo vivir". 

Se lo que estás pensando... pero, tú también has caído en sus redes y sin él ya no puedes vivir. Incluso ha mejorado con los años. De momento ni pienso, ni quiero sustituirlo porque, ahora sin el móvil es como si me faltara un trozo de mi cuerpo. 

Antes fue el reloj, después el móvil, y quién sabe cuántos de nosotros tiene secretos inconfesables que lo ataron a algo.

Así que, tengamos cuidado con la cuerda que elegimos para atarnos.
Piénsalo... somos esclavos y no somos conscientes. Yo al menos lo admito, ¿y tú? ¿de qué eres esclavo?




domingo, 3 de junio de 2018

Y qué si somos raros...

  
  Muchas veces me pregunto por qué los que no encajamos en un solo molde somos considerados raros, si encajamos en varios ¿Cuál es el problema?

    No entiendo por qué la sociedad se empeña en crear copias de unos moldes que quién sabe quién se inventó y los consideró correctos. Yo no encajo en un solo molde y no tengo ningún trauma por ello pero, si es cierto que es algo que no está muy bien visto y sigo sin comprender ¿Por qué? ¿Cúal es el problema? Ahora que parece que lo que triunfa es lo original, lo inigualable... ¿Por qué una persona que destaca de los demás porque avarca varios campos o facetas (llámalo como quieras) es señalado con el dedo porque no se ajusta a un solo molde?


Yo no le veo la contraindicación. Si echamos la vista atrás, es algo parecido a lo que ya ocurrió en el Renacimiento, donde una persona podía tener habilidades tanto para la pintura como para la ciencia y sin embargo, no estaba tan mal visto como hasta ahora. 
Hay gente muy inteligente que es capaz de brillar en el ámbito que se proponga. Aunque pareciera que las plazas ya estuvieran dadas y solo tienes opción de un solo hobby. Cada vez más me doy cuenta de lo cerrada que aún tienen la mente algunas personas. En lugar de aplaudir por ese DON, por ese esfuerzo, por esa habilidad... lo que hacen es machacar a esa persona, señalarla con el dedo y hacerla sentir en la más absoluta de las soledades pensando que es "un bicho raro".

Pero, aún tengo la esperanza que aquellos que gozan de este DON, de esta habilidad, no se rindan y sigan su camino sin importarles lo que digan los demás. Que se olviden de ese ruído y sean capaces de demostrar lo buenos que son en cualquier faceta que se propongan. 

Si eres bueno en un ámbito ¡Enhorabuena!, si lo eres en dos ¡Enhorabuena también! No seré yo quién te señale con el dedo ni te ponga más trabas de las que ya tienes. Haz oídos sordos y brilla cada vez que te de la gana, porque lo vales, porque puedes y porque debes. ¡El talento no se debe ocultar! y mucho menos por lo que digan los demás.

domingo, 13 de mayo de 2018

La voz del pensamiento indiscreto...

     Hay personas que hablan en voz alta sin filtrar lo que piensan, algun@s conscientes... otr@s no tanto. El problema está cuando lo que se dice ofende. Porque no todo el mundo vive con una total seguridad  en sí mismo y en ocasiones, una palabra o expresión nos puede amargar el día o incluso la vida. 

     Os cuento esto, porque hace unos días presencié como una "amiga" se mofaba de las cachas de su otra "amiga"  por su blancura y gordura. Tal vez la confianza le llevó a "cachondearse" de ésto, sin caer en la cuenta que esa persona de la que se estaba mofando llevaba meses (incluso años) luchando contra una grave enfermedad por la cual tiene que tomar tantas medicinas que efectivamente le hacen engordar... 

Con esto me refiero a que nuestra boca indecente a veces suelta palabras hirientes hacia los demás, sin caer en la cuenta la situación que está viviendo la otra persona. 

Por eso, tú mujer, que te ríes de las "gorditas", piensa antes de hablar por qué tienen ese cuerpo, porque no todas tienen la suerte de tener un metabolismo privilegiado o simplemente se tienen que medicar y por causa de esos medicamentos viven hinchadas.

A tí mujer, que te ríes de las delgadas, no lo vuelvas a hacer, poque no sabes de  los complejos  que sufre esa persona cuando se mira al espejo y se ve mal porque no puede engordar uno o dos kilitos para mejorar su aspecto y parecer más saludable.

A tí mujer, que te ríes de las "blanquitas" porque están pálidas, no lo vuelvas a hacer... porque no eres consciente que tal vez sufren algún tipo de alergia y no les puede dar el sol.

A tí mujer, que te ríes de las bajitas, no lo vuelvas a hacer... porque sufren las miradas indiscretas y dedos señaladores tan solo por su tamaño. Son grandes personas, aunque tu no lo quieras ver.

A tí mujer, que te ensañas con las tímidas, no lo vuelvas a hacer... porque su mundo interior, sin duda, tiene mucho más que ofrecer que tus "frescas" palabras.

A tí mujer, que te ríes de las que llevan gafas, no lo vuelvas a hacer... porque en esta vida tarde o temprano, con la edad las tengas que utilizar, y entonces comprenderás que a nadie la gusta que le llamen "cuatro ojos".

A tí mujer, que haces chistes de cojas y minusválidos... no lo vuelvas a hacer, porque ellas sufren las consecuencias de un accidente del que no tuvieron la culpa y por el que vivirán eternamente condenadas, así que tus palabras sobran.

A tí mujer, que te ríes de la vestimenta de las demás... tal vez no  puedan ir a la moda como tú porque no ganan tanto y tengan que dividir su sueldo para comer y otros menesteres mucho más importantes que un bonito vestido. 

 A tí mujer, que te ríes de las ojeras de las demás, no lo vuelvas a hacer... porque tal vez solo tuvieron una mala noche o sus preocupaciones no la dejan descansar. Y tus palabras le dolerán más que los problemas que tenga.

A tí mujer, que te ríes de aquellas que tienen alguna discapacidad... no lo vuelvas a hacer, porque son personas mucho más humanas que tú y tienen que superarse día a día por gente que como tú les hace la vida más difícil de lo que ya es.

A TÍ MUJER, QUE VIVES LLENA DE COMPLEJOS, NO DEJES QUE NADIE TE HAGA SENTIR INFERIOR, PORQUE NADIE EN ESTE MUNDO NACIÓ PERFECT@.

A tí mujer, sino te gusta algo... no lo mires, pero no  te vuelvas a mofar... porque no entenderás nunca la vida de las demás hasta que no camines en sus zapatos y aunque la vida hoy sea generosa contigo, puede dar muchas vueltas y encontrarte en todas esas situaciones de las que te has reído sin piedad. 

Así que, se amable con la gente con la que te cruzas, porque tan solo una palabra o gesto, puede aliviar la vida de alguien o amargarla para siempre. Si en vez de gastar tu energía en palabras hirientes lo hicieras con palabras amables, habría muchas más caras sonrientes y menos amargura en la mirada de la gente. 

No todas tenemos la piel áspera y dura para que nos resbalen las palabras, a veces nos calan tan hondo que traspasan algo más que la piel...

¡Adopta la amabilidad como un estilo de vida! Y no hagas este mundo más difícil de lo que ya es...  Seamos un ejemplo entre nosotras y pongamos nuestro granito de arena para que el bullying, el maltrato, la discriminación, la soledad, y tantas otras situaciones, patologías etc.... desaparezcan poco a poco.


P.D. Cuando te quieras reír de alguien, mírate al espejo.


sábado, 17 de marzo de 2018

Tengo arrugas en el alma...





Tengo arrugas en el alma y mil canciones favoritas
Un recuerdo de verano y unas palabras no dichas
El recuerdo de una risa y un beso en la frente
Un libro que siempre leo y una historia en la mente
Se  me escapa la impotencia de aquello que no controlo
Aunque a veces me bajo del mundo porque el dolor es demasiado intenso
No me hagas entender lo que no tiene razón de ser
Déjame que opine, que actúe y que me equivoque
Porque es la única manera que tengo de aprender
Y si algún día te acuerdas de mi
Que al menos una sonrisa te provoque
Pues nunca quise amigo mío
Ser la oscuridad de tus noches
Hay que querer en su justa medida
Ni mucho ni poco, ni poco ni nada
Porque el sentimiento es libre
Y la pasión no es obligada
Que no hay nada más bonito que mirarse de frente
Y no esquivar la mirada cuando algo no te  interese
Me gustan los días claros, las tardes de sol y las noches de verano
Nunca quise nubarrones ni horizontes raros
Y aunque vivamos en un mundo extraño
Me gusta elegir a quién doy la mano
Déjame decirte que hay personas que tienen doble cara
Que saben engañar y la mentira es su broma
A veces se ven venir,
A veces sin más te la dan,
Pero aún sigo pensando
Que merece la pena seguir y disfrutar del camino hasta llegar al final
Y las caídas y  derrotas  convertirlas en experiencias.
No ir de sobradito y reírte hasta de tu sombra
Qué fácil parece
Qué difícil lo hacemos
En fin amigo mío, disfrutemos lo que tenemos,
Tu en tu mundo, yo en el mío
Que si esta vida son dos días…
A mi me queda el mundo entero…



domingo, 14 de enero de 2018

Un nuevo comienzo...

Un nuevo comienzo, todo está por vivir...
Dale mucho 💗, comparte y no te olvides de darle al play y disfrutar 😉...






 El texto lo tienes completo en este enlace que publiqué en su día 😊

🎵🎵🎵 MÚSICA 🎵🎵🎵

Nombre canción – Italian Morning

Esta canción está sujeta a una licencia de Creative Commons Attribution
Fuente y artista : http:// www.twinmusicom.org/song/

Todo el contenido (videos, fotos, audios etc…) está grabado, realizado y editado por mi, por lo que me reservo todos los derechos.

domingo, 17 de diciembre de 2017

Despierta que llegó la Navidad...

    
Nos sorprendió la Navidad cuando aún hacía calor.  En mi mente la Navidad va acompañada de frío, y este año me despisté. Las mangas cortas me hicieron pensar que estaba mucho más lejos de lo que parecía, y realmente estaba a la vuelta de la esquina.
Las luces se fueron apoderando de las calles y muy lentamente las bufandas y abrigos se hicieron un hueco en el armario. 

¡Uff, ahora sí! Ya huele a Navidad.
Ya tengo preparada mi nueva agenda, deseando ser rellenada de planes, trabajo, cumpleaños y quedadas de esas que te alegran el alma.
He decidido que este año no me voy a proponer ningún nuevo propósito, porque tengo aún muchos atrasados de otros años que no cumplí y que poco a poco quiero llevar a cabo.
Sigo manteniendo la ilusión por esas ideas "incomprensibles" que se aglutinan en mi mente y esta vez no habrá quién me detenga.

He hecho limpieza y no solo material, limpieza de cuerpo y mente tan necesaria y que tanto nos asusta. No me siento apenada, más bien liviana... 
Estoy aprendiendo a improvisar, a dejarme llevar. Aunque soy más de planear, es bonito ver y disfrutar lo que a veces la vida te pone en el camino sin que lo esperes, simplemente porque sí.

Por querer, quiero ¡tantas cosas! que sólo se me ocurre una manera de llevarlas a cabo ¡A MI MANERA! aunque no estés de acuerdo conmigo, aunque no esté de acuerdo contigo, si no damos el primer paso...las ganas se quedan en el ombligo. 

¡No hagáis promesas ni propósitos que no vayáis a cumplir, que nada ni nadie os amargue vuestro camino. Vamos con paso firme y disfrutemos lo que nos depare el destino!

¡¡Felices Fiestas amigos y salud para este 2018!! ¡ Hagamos lo posible para que sea un año bonito!

P.D. Foto realizada por mi, con mi cámara. Es de mi ciudad, de Sevilla.