lunes, 2 de noviembre de 2015

El ritmo de la vida...

     Se piensa la gente que porque te vean llorar, tu vida es un infierno y no sabe esa gente que también se llora de felicidad.
Se piensa la gente que porque te vean reír, tu vida es de color de rosa y no sabe esa gente que la risa es una terapia y ayuda a sobrellevar los problemas.
Se piensa la gente que porque te pintes los labios de rojo ya eres una "descarada" y no sabe esa gente que estás llena de complejos y esos labios rojos son un pequeño reto.
Se piensa la gente que porque salgas a divertirte  ya estás montado en el dolar, y no sabe esa gente que a veces las paredes se te caen encima y necesitas aire puro.
Y por pensar no piensan que cada persona es un mundo con diferentes inquietudes, complejos, ambiciones y deseos. Que nadie puede ni debe vivir la vida de los demás.
Se piensa la gente que la vida del vecino es más fácil que la suya y no sabe esa gente que cada cual carga su propia cruz, que desde fuera la vida se ve con otra perspectiva.
Se piensa la gente que su problema es el único y no sabe esa gente la de personas que día a día se enfrentan a la vida como una nueva oportunidad.
Que ya nadie piensa en nadie si no es para criticar y mirarse su propio ombligo. 
Se piensa la gente  que es mejor que los demás sin pararse a conocer jamás la verdad. 
Se piensa la gente que la vida es eterna  y no sabe esa gente que lo material aquí se queda. 
Se piensa la gente que siempre lleva la razón y regalan a "manojitos" cualquier barato consejo sin ser capaces de aplicarselos a ellos mismos. 
Por eso... vive intensamente sin importar lo que diga la gente, porque la persona a la que jamás debes fallar es a ti mismo, que cada cual lleva su ritmo y nuestra vida no es la del vecino...