martes, 24 de junio de 2014

La fábula de Lady Su....

  Con ésta pequeña fábula, me despido por el momento. Seguiré con nuevos post a partir de Septiembre. ¡ Que disfrutéis de un buen verano ! Con vacaciones o sin ellas...  No dejéis de leer y aprovechar cada instante para disfrutar ¡ Seguiré por las redes !  ¡¡¡ Besitos sonoros para tod@s !!!  


 Había una vez una linda princesa llamada Lady Su , cuya vida en palacio llegaba a ser incluso aburrida. Rodeada de todo tipo de lujos y comodidades . Un día, una vieja bruja no soportaba más aquella vida de relax y movida por los celos y la envidida creó un conjuro para malograr la vida de la bella princesa. Nadie supo de aquel conjuro hasta que fue demasiado tarde....
Un día, como otro cualquiera, los sirvientes de Lady Su observaron que el agua se teñía de un color extraño, cuando fueron a dar razones a su rey, éste ya había bebido de su copa y murió al instante. Lo mismo ocurrió con la reina. Por suerte, Lady Su aún no había probado ni gota del agua envenenada. Inmediatamente Lady Su , ingenió un sistema para filtrar el agua de lluvia y así poder beber tranquilamente.
Días más tarde, los árboles frutales que rodeaban el reino comenzaron a secarse. No quedó ni uno solo vivo. Así que Lady Su se remangó las faldas y se adentró campo através para poder recolectar todo tipo de hortalizas y utilizar así sus semillas para cultivarlas en palacio. Comerían aquello que la tierra les regalara. 
La bruja malvada  indignada porque ninguno de sus conjuros funcionaba, ideó toda serie de trampas y obstáculos que brillantemente la princesa Lady Su resolvía al instante.
Todos los habitantes del reino pensaron desde el principo que Lady Su se rendiría al primer problema que se enfrentara, pero, se equivocaron. A pesar de haber crecido entre algodones y rodeada de un enorme séquito, la princesa Lady Su supo defenderse y salvar a su pueblo. Nadie entendía cómo lograba salir airosa de cada situación por fea que se tornara. Pero ella, demostraba una y otra vez que podía superar todo aquello que se le presentaba. 
Una vez más la vieja bruja la puso a prueba y creó un hechizo en el que el invierno duró una eternidad. La princesa Lady Su ante aquella situación dió ordenes a todos y cada uno de los habitantes del pueblo. Quemaron todo aquello que no servía, cerraron puertas y ventanas y recogían todo el agua que podían por si alguna vez llegaba el ansiado verano con su sol abrasador.
Cansada de idear calamidades, la vieja bruja se presentó ante Lady Su con la intención de que ésta le desvelara su secreto para salir airosa de todo aquello. Y la contestación de Lady Su dejó perpleja a aquella bruja....
- Si ahora mismo no me dices porqué sonries aún a pesar de tanta calamidad y como consigues levantarte cada día, mataré a todo cuanto ser se ponga ante mis ojos - Dijo en voz alta la vieja bruja.
- No es ningún secreto - replicó la bella princesa. - Todo cuanto necesito lo obtengo de mi fuerza interior . Es todo cuanto tengo . Pues es lo único que nunca podrás envenenar ni corromper.
- La vieja bruja quedó atónita ante aquella respuesta. Se dice pues que desde aquel día no volvió a molestar ni a la princesa ni a ninguno de los habitantes del pueblo.


MORALEJA :  Siempre andamos en la búsqueda de algo que nos haga sentir mejor, cuando en realidad la solución está dentro de nosotros. Y cada uno de nosotros posee un tesoro y una fuerza indomable que es nuestra fuerza interior. Aunque a veces se haga invisible sigue dentro de nosotros. Tan solo debemos cuidarla y utilizarla y dejar de buscar excusas para todo. Aunque la solución más fácil sea siempre la rendición.