lunes, 14 de abril de 2014

Una parte de ti...

 
Una parte de ti se va con cada persona que se cruza en tu camino. Y una parte de esa persona se queda para siempre contigo. Esa parte de ti no la vuelves a recuperar, la regalas sin más. Puede que, a cambio de mucho, puede que a cambio de nada.Y nada vuelve a ser igual. Esa nada y ese todo son parte de ti , trocitos que guardarás en tu memoria solo para recordar que lo volverías a hacer una y mil veces. Y esos instantes quedan grabados como cicatrices en tu cuerpo. Unas cicatrices que endurecen tu carácter y tu corazón, para hacerlos más fuerte o más debil.... esa será tu elección, pues, todo pasa por algo y de todo ya sea bueno o malo, debes llevarte una lección.  Porque , en la vida, un@ no deja de aprender. Y a veces, tu eres el maestr@ y otras veces el aprendiz. Y si crees que ya lo has visto todo, es porque no has visto nada. Así que, nunca esperes nada y prepárate para aprender algo nuevo cada día de tu vida, y cuando te toque dar, no te resistas, porque, la vida siempre encuentra la manera de envolverte en una batalla donde a veces te toque entregar una parte de tí y otras te toque recibir.... Y ambas partes, a la larga, suelen ser beneficiosas...