martes, 1 de abril de 2014

El ejemplo de Emily....

  Después de ver este video... poco queda por decir . Una vez más, un niño, en este caso una niña, nos dá una lección que no debemos olvidar. A veces creo que nacemos generosos y con ciertos valores y con el tiempo, al volvernos adultos, muchos de esos valores los olvidamos o más bien, los perdemos por el camino. Gestos como el de esta niña nos recuerdan lo verdaderamente importante. Y aunque algunos valores los tengamos en deshuso, debemos aprender a recuperarlos.  Tal vez nos parezca que un pequeño gesto no solucione nada, pero, muchos pequeños gestos componen una gran montaña. Un simple gesto puede ayudar a alguien más de lo que creemos , y a veces cuesta muy poco llevarlo a cabo. Que no nos pueda la pereza,y que nunca tengamos que lamentar el no haber hecho nada cuando pudimos, al encontrarnos en el caso contrario. Así que, seamos un poco Emily....