domingo, 5 de enero de 2014

En busca de la ilusión ....

    
En éstos días la ilusión se transforma en las sonrisas de los niños, en esas caras inocentes esperando ansiosos sus regalos de Reyes , cuyas peticiones no caben en una sola carta. Tú y yo que sabemos el gran secreto de los Reyes Magos envidiamos esa ilusión que un día perdimos y no la volvimos a encontrar. A ratos la recuperamos y a ratos la perdemos. Una vez, los Reyes se olvidaron de dónde vivía y no han vuelto a visitarme, pero aún vivo con la ilusión de que algún día vuelvan tan solo para devolverme la ilusión que un día me arrancaron para no volverla a ver. Aunque cada año estén más presentes las costumbres de otras culturas, éste día de Reyes no se puede perder. Ni la cabalgata, ni los caramelos, ni los juguetes ni la ilusión. Y hoy te propongo recuperar esa sonrisa de niño pequeño que guardas en algún rico de tu cuerpo, sácala y déjala puesta todo el tiempo que sea necesario porque quizás ese sea el comienzo para recuperar la ilusión que debemos llevar siempre a cuestas. Y hoy es un buen día para practicar,  ¿ No crees ?