martes, 21 de enero de 2014

Aprende de tí...

Sé tu mismo, sin importarte el qué dirán. 
Sé tu mismo , sin que la imposición de los demás defina tus acciones.

Respeta y escucha, pero sé tu mismo.
Aprende de tus errores y no te castigues por haberlos cometido. Te servirán de experiencia.
Observa y aprende, pero sé tu mismo.
Nunca olvides tus metas porque será el impulso que necesites para poder llegar a conseguirlo.
No te lamentes de nada, tan solo avanza y no dejes de caminar. Aunque el camino sea largo, algún día llegarás a la meta.
Sé tu mismo.
Nunca olvides quién eres.
No imites a nadie, a todo el mundo le gusta la originalidad.Por ello, sé tu mismo.
No tengas miedo de no gustar porque serán los demás quienes se pierdan el conocerte.
Sé tu mismo.
Valórate y hazte respetar, sin imponer, sin castigar, tan solo siendo tu mismo.
Valora cada pequeño instante de felicidad siendo tu mismo.
Mírate de vez en cuando en el espejo y reconócete. Sé tu mismo.
Disfruta de la lluvia tanto como de  el arcoiris, porque ambos son necesarios. Sé tu mismo.
 Y no olvides, que la persona a la que no debes fallar es a tí mismo....