miércoles, 18 de diciembre de 2013

La cruda realidad ...

     De pequeños en el colegio, nos  mostraban fotografías sobre los niños pobres de África y como tarea nos ponían alguna redacción. En los anuncios, siempre mostraban la misma foto y daban tanta pena que se te quitaban las ganas de comer. Con el tiempo, por desgracia , aquellas fotos dejaron de impresionarnos hasta llegar a verlo como "  algo normal ". Hoy, la realidad es otra, porque el hambre y las desgracias ya no son cosa del tercer mundo, ahora están a nuestro alrededor y a eso no quiero acostumbrarme. Yo aún duermo bajo un techo, pero, hay muchos que duermen donde les dejan , comen cuando les dan y sobreviven como pueden. Es una situación límite la que estamos viviendo. A todos nos ha llegado por sorpresa, unos por vivir por encima de sus posibilidades y otros , los más castigados, después de trabajar como hormigas, se han visto sin nada de la noche a la mañana. Todos los días sale un caso nuevo y a cuál peor. La solidaridad está presente y despierta, pero, a veces se necesita un poco más, sobre todo de humanidad por parte de los gobernantes que parecen mirar a otro lado y que desde luego viven en otro mundo muy distinto a la realidad de hoy. Todos los días me pregunto  ¿ qué puedo hacer yo para ayudar desde mi humilde posición ? Y esa pregunta me atormenta todos los días. ¿ Cómo pueden dormir los gobernantes con un país que se está hundiendo en la miseria ? Se están perdiendo los modales   entre otras muchas cosas y la pobreza es cada vez más preocupante. Mi abuela me hablaba de los tiempos de la guerra y ahora estamos igual pero sin guerra . Y lo peor de todo es cuando pensamos en el futuro, un futuro que ahora no vemos y que si está... nos parece muy lejano. Y ahora que llega la Navidad, mi único deseo es que todo mejore, que mejore el trabajo, que mejoren las situaciones de los más perjudicados, que haya esperanza de un mundo mejor, que se despierte la humanidad de aquellos que sí pueden hacer algo de verdad , que no nos borren la sonrisa a los que aún creemos que el mañana será mejor....Y que los Reyes Magos no se pierdan en el camino y nos devuelvan todos los regalos que durante algunos años se olvidaron de entregarnos...