domingo, 29 de enero de 2017

El grito y la calma...

    
     Hay dos seres viviendo dentro de tí, el grito y la calma, la sonrisa y la ira. Según qué momento vives, alimentas a uno más que al otro y sin los dos, eres un ser incompleto.
 A veces no puedes controlarlos y se hace imposible convivir con los dos, pero siempre encuentras la armonía perfecta para que ambos se complementen. 
Tu lado bueno siempre esta ahí, pero nunca lo mimas. Y tu lado malo, a veces te acompaña, aunque no lo hayas invitado.
Quien te conozca, además de valorarte, debe saber, que tu ira y tu calma forman parte de tu alma. 
Que no serías tu, si tu genio y tu dulzura no formaran parte de tí. 
Debes saber, que a mí las personas que más me gustan son aquellas que muestran sus dos personalidades sin ocultar  ninguna, porque no creo en la perfección y cuanto más perfecto quieras parecer, más imperfecto te mostrarás.
Las personas son bonitas tal como son, sin aparentar. Eso me parece algo muy feo, ser lo que no eres por mostrar lo que no sientes. 
No seas un clon de la gente y muestrate tal como eres.
Las imperfecciones son más bonitas de lo que crees.
Deja la perfección para los ingenuos, tu eres más inteligente que todo eso. 
Se tú...se imperfecto. Se grito y calma, paz y alboroto, rabia y dulzura... Se lo que quieras ser, pero siempre siendo tú mismo...