domingo, 12 de junio de 2016

Como zombies...


     Caminamos tan absortos en nuestros pensamientos que no vemos más allá de nuestras propias narices. Sorteamos los obstáculos como zombies encantandos por alguna extrañana melodía que nos empuja a caminar sin ver, a avanzar sin oír , a actuar sin pensar....
     Nos miramos en los espejos de los escaparates sin reparar en lo que ofertan o en lo que proyectan. Solo vemos nuestra imagen.
     Caminamos cabizbajos o mirando el cielo, sin cruzar a penas la mirada de aquellos con quienes nos cruzamos. ¿Dónde quedó la educación?
     Siempre llevamos prisa y no nos paramos a contemplar el paisaje, nos quejamos de los cambios que no apreciamos y el reloj apremia a cada paso que damos.
     Hacemos oídos sordos a lo que no nos interesa, ¿Dónde quedó nuestra conciencia? 
    A veces creo que cada día se pierden un poco los grandes valores , aquellos que nos hacen auténticos y verdaderos. 
    Nos dejamos llevar por un mundo que nos arrastra a un abismo sin piedad y dejamos escapar los pequeños placeres que nos hacen disfrutar.
     ¿Cúanto hace que no vives dependiendo del reloj? ¿Cúando fue la última vez que contemplaste un atardecer?  
     Nunca tenemos tiempo y cuando lo tenemos no sabemos qué hacer... 
    Tenemos que volver a recuperar la riendas de nuestras vidas, antes de que esta vida nos arrastre como a zombies perdidos dentro de un laberinto....