miércoles, 21 de noviembre de 2012

Algo que ya no será....

Tus palabras fueron aquel día
como un soplo de aire fresco.
Pero el viento se encargó
de borrar aquel recuerdo.

Fué todo tan deprisa,
que no hubo tiempo de pensar,
y cuando ya fué tarde,
no hubo tiempo de lamentar.

Quizás fué lo mejor,
que todo sucediera deprisa,
ahora cada uno,
recupera de nuevo su vida.

Miro atrás sin dolor,
no guardo rencor,
solo un recuerdo más,
de algo que ya no será.