domingo, 11 de septiembre de 2016

¿Educación o capricho?...

  
   La de cosas que una ve y conoce cuando viaja en autobús. Es toda una aventura, hasta tal punto que creo que voy a inaugurar una nueva sección llamada: El debate está abierto.
Todo esto surge de un pequeño viaje en autobús que hice hace unos días. Yo viajaba de pie, agarrada a todas las barandas posibles porque tengo muy mal equilibrio, cuando de repente unos gritos me sacaron de mis pensamientos. Una señora mayor se quejaba de una joven porque no le cedía el sitio. El caso es que, frente a la joven había un sitio libre.  
      La señora mayor se quejaba "a grito pelao" de que la joven se hacía la despistada hablando por el móvil para no darse cuenta de que la señora mayor necesitaba el sitio. En su defensa, la joven que no se estaba enterando de nada, le decía a la persona con la que hablaba que no sabía qué estaba pasando, que una señora le decía algo del sitio pero que ella estaba hablando por teléfono y no sabía qué había pasado, que no tenía problema ninguno en dejarle el sitio. El caso es que la joven siguió hablando por teléfono y la señora mayor hizo levantar a otras dos personas para que una de ellas le cediera el asiento. Nadie se metió por medio, nadie opinó, cada cual siguió en su lugar y calladitos, casi sin respirar . Y aún así, durante todo el trayecto, el sitio que había frente a la joven quedó libre, nadie se atrevió a ocuparlo, ni nadie hizo ver a la señora mayor que había un sitio libre que podía ocupar sin problema porque además según los dibujos/pegatinas del asiento, era para personas mayores, discapacitados etc.. . Y estaba libre. Entonces.. ¿Qué problema había? ¿Era algo personal de la señora mayor?
      Aquello me hizo pensar sobre la educación o el capricho, porque... ¿realmente la joven no se había enterado y utilizaba el móvil para despistar? ¿por qué la señora mayor no utilizó la educación y pidió a la joven amablemente que le cediera el sitio? ¿por ser mayor se cree con el derecho de que le dejen el sitio? Tal vez la joven venía cansada de trabajar y necesitaba un respiro. Me hizo pensar que algunas personas mayores se creen con derecho a muchas cosas por tener cierta edad, pues no le dió lugar a la chica ni a reaccionar y quizás si hubiera sido mucho más amable, hubiera conseguido ese sitio o el de cualquiera, pero la verdad, es que ni esa chica ni otros, le cedieron el sitio, bueno... si, una señora que tal vez por miedo se lo cedió. ¿Y la joven? ¿Representa a la mayoría de jóvenes actuales que están tan enganchados a las tecnologías que se han olvidado de tratar con la gente? 
      Aquel incidente me hizo cuestionarme muchas cosas, cada una tenía razón a su manera, pero hechos como éste son más habitual de lo que pensamos. En fin... El debate está abierto, ¿Qué opinas tu?