domingo, 14 de diciembre de 2014

El punto de partida...

     A veces nos asusta seguir por un camino que no sabe a dónde va y damos importancia a la meta, cuando lo importante es el camino. No debe importarnos ni el punto de salida, ni el punto de llegada, porque será el camino el que guarde toda su enseñanza. ¿ Qué importa a dónde vas ? Cada cual tiene que recorrer su propio camino y cada cual lo empezará en quién sabe qué momento de su vida. Cada uno descubrirá algo distinto y aquel que no disfrute de ese camino, habrá perdido la esencia del mismo. El tiempo apremia, pero tu reloj y el mío caminan distinto, y aunque se crucen nuestros caminos, a cada uno nos aportará distinto sino... Por ello, elige tu propio camino, elige cuándo empezar que el mismo camino te guiará y te dirá cuando parar...Y cuando el camino te parezca infinito, descubrirás una fuerza que nunca antes habías experimentado  : " tu fuerza interior " que duerme dentro de ti esperando a ser descubierta...